Algunos elementos de la Selección de México arribaron al país después de su participación en la Copa Confederaciones, en donde quedaron en el cuarto puesto.

En medio de una llegada atropellada por la cantidad de medios de comunicación que se dieron cita, Javier Aquino reconoció que el obtener dicho puesto no fue del agrado del combinado nacional.

“Esperábamos algo más, pero las circunstancias del torneo fueron así. Se aprendió a competir contra los mejores”, dijo el futbolista de Tigres.

Únicamente siete jugadores aztecas llegaron a la capital, otros arribarán a sus respectivos estados y otros tantos se quedaron de vacaciones en Europa.

Entre los futbolistas que llegaron a Ciudad de México está el extremo, Hirving Lozano, quien deja Pachuca tras fichar con el PSV de Holanda.